miércoles, 7 de marzo de 2018

CONTRIBUCIÓN AL CONOCIMIENTO DEL PLUMAJE DE LOS CANARIOS RIZADOS (1)
Umberto Zingoni
INTRODUCCIÓN
            La elección de los reproductores más adecuados para componer las parejas es el problema más importante que debe resolver el criador a los efectos de los resultados del siguiente año de reproducción.
            Al igual que los criadores de muchas especies de animales, incluso los criadores de canarios rizados saben que de dos campeones no es fácil obtener campeones. La razón radica en el hecho de que el campeón expresa en grado máximo las connotaciones positivas de su raza, y que la mayor parte de ellas son diferentes de las del canario silvestre, o, de los caracteres medios de esa raza, hacia la cual cada generación tiende a volver en ausencia de la selección.
            Un Gibber es tanto más valioso cuanto más expresa su posición anómala. Un Rizado del Norte es más apreciado cuanto más manifiesta la diferencia entre las zonas lisas y rizadas. Un parisino es tanto más valioso cuanto más tamaño tiene, cuando los rizos son más grandes, etc. Todas estas "expresiones" o características no existen en el Canario salvaje.
            Creemos que muchos criadores han considerado a veces, que después de años y años de selección, sería capaz de erradicar de su criadero lo que el estándar considera defectos y tendría la satisfacción de conseguir constantemente una buena descendencia empleando padres excelentes.
            La experiencia es otra y casi siempre es decepcionante, ya que, si bien es cierto que la selección continua es indispensable por lo general para mantener las cualidades de una buena estirpe, resulta ser mucho menos eficaz para su mejora. Por otro lado, incluso a partir de ejemplares de alta calidad, a largo plazo, la selección es el único medio que posee el criador para alcanzar cierto éxito y prestigio.
            Una serie de artículos aparecidos en I.0. (Italia Ornitológica) en los años 1978 79 explicaron, en nuestra opinión muy bien, las razones de estos hechos. Se enfatizaba en que, aunque algunos factores, como el color blanco, color isabela y algunos otros dependen de un solo gen, la mayoría de las características dependen de factores genéticos dependen de varios genes que tienen un carácter "aditivo". Así es para el tamaño, características del plumaje, la cantidad de melaninas del plumaje y el tarso, etc. Los artículos se referían solo al tamaño y explicaban, sobre una base genética, las razones por las cuales dos "campeones gigantes" o dos de "talla mínima" rara vez tienen una descendencia similar.
            Los artículos fueron útiles porque, además de la interpretación genética del fenómeno, proporcionaron a los criadores una guía sobre las medidas apropiadas que deben seguirse, con respecto al tamaño, en la formación de parejas.
            Pero, como todos sabemos, más allá del tamaño hay muchos caracteres que el criador debe mantener bajo control selectivo cada año. Para este control selectivo, el tipo de plumaje de cada uno de los componentes de la pareja adquiere una importancia fundamental; tipo de plumaje en el que hay que tener en cuenta, en primer lugar, el grado de intensidad, así como la cantidad y el color.
            Para fines de exhibición, el color, a diferencia de las Razas de Color y en algunos casos también de las Razas Inglesas, en las Razas Rizadas tiene una importancia secundaria; en cambio, las características del plumaje tienen una importancia decisiva en la conformación correcta y en la visibles que sean los rizos.
            El propósito de las observaciones referidas en este artículo fue identificar las características de las plumas de los dos ejemplares de la pareja, para que de la mejor manera combinen un plumaje abundante y adherente con rizos anchos y sostenidos. El problema está todo aquí.
             Hay dos tipos de plumaje presentes en las razas rizadas, el "plumaje escaso" del Gibber, y el "plumaje abundante" de todos los demás. Sabemos que la mayoría de las veces (¡pero no siempre!) la escasez, la "dureza" y la intensidad del color de un plumaje son caracteres asociados, como lo son la abundancia, la "sedosidad" y la nevazón o plumaje nevado.

            Es bien sabido que el máximo desarrollo de las plumas puede hacer que un parisino de buen tamaño sea un verdadero Campeón de esta Raza. A la pregunta de si es apropiado unir a dos de estos campeones, nuestra respuesta, como sin duda será la de muchos expertos de esta raza, es decididamente negativa. Pero más o menos lo mismo también se aplica a otras razas. Igualmente negativa es nuestra respuesta a la pregunta de si es oportuno unir dos Gibber con el plumaje que presente en mayor grado los caracteres de dureza e intensidad del color
            Este estudio nuestro sobre las características de las plumas de los canarios rizados nos ha sido difícil, ya que requería mucha paciencia. Anticipamos de inmediato los resultados esenciales.
            En una misma Raza, la estructura del plumaje nevado difiere de la del intenso, porque las barbas de las plumas individuales son más largas y ricas en bárbulas aunque no hay  una mayor "longitud" de las plumas individuales. Las plumas más adecuadas para detectar estas dos diferencias son las de la cabeza.

**********************************************
            Como recordatorio pongo un fragmento de un artículo ya publicado en mis blogs sobre el plumaje.
Selección del plumaje intenso en los canarios rizados de posición
             En el canario salvaje, como en todas las especies de aves del mundo, las características de las plumas, zona por zona, son prácticamente iguales  en todos los individuos, sencillamente porque son las mejor adaptadas al ambiente en el que la especie vive y se reproduce.

            Naturalmente existen unas mínimas diferencias entre unos ejemplares y otros, debidas a la variabilidad de cualquier especie, pero se trata de diferencias que permanecerán siendo mínimas en virtud de los acoplamientos casuales que son la regla en todas las especies salvajes.
            Sin embargo, el hombre, en los varios siglos en los que ha criado al canario, ha variado estas reglas, porque  seleccionando los ejemplares que tenían un cierto tipo de plumaje más o menos rico que el de la especie salvaje, ha llegado a crear dos tipos diferentes: uno constituido de plumas máximamente desarrolladas en la superficie del vexilo  y pobres en pigmentación, y otras que son exactamente opuestas. 
            Nacieron así los dos tipos de plumaje: de tipo nevado y de tipo intenso, con toda la serie intermedia.  

            La mayoría de las veces la pluma intensa es tal por dos factores: por la alta cantidad de lipocromo que colorea todo el vexilo y el menor desarrollo de las barbas y bárbulas.
            La pluma nevada es tal por los dos factores contrarios: por la ausencia de lipocromo en la punta de la pluma y por un mayor desarrollo de las barbas y bárbulas.
            La selección ha hecho que en ciertas razas los factores anteriores, color y estructura de la pluma, se distribuyan de modo diferente, se puede tener, por ejemplo, pluma rica en lipocromo (color intenso) y a la vez con barbas y bárbulas muy desarrolladas (estructura nevada) y viceversa.

martes, 19 de diciembre de 2017

MAKIGE
         Entre las razas de canarios rizados de posición está el Makige. Es una raza originaria del Japón y que no está reconocida internacionalmente por la COM. Se inició su proceso de reconocimiento, pero luego no se prosiguió hasta terminarlo.
         En Alemania esta raza goza de cierta popularidad, y la DKB la admite en sus concursos. Dicha federación ha elaborado un estándar de enjuiciamiento y ha explicado las características raciales. Todo ello ha sido publicado en uno de sus folletos divulgativos.
         He traducido dicho folleto pues me parece interesante que los aficionados conozcan esta raza y sus características.
 
 
         La raza Makige a menudo se conoce como Rizado de Japón debido a su país de origen.
         Es una raza de posición. Cuando el canario la toma tiene forma de 7, en la que la línea de la espalda y la cola están en línea recta y son perpendiculares al posadero.
          En esta postura de trabajo, la cabeza pequeña y delgada, que también debe ser de pluma lisa, debe estirarse hacia delante.
         Sin embargo, como ocurre con todos los canarios de posición, las aves no muestran la postura de trabajo constantemente y es suficiente para una evaluación si esta postura se muestra en un corto periodo de tiempo. La postura también incluye la posición de “pata ancha” pues el canario debe tener las patas bien separadas.
         Un rizo típico es el plumaje en el área de la garganta. Se debe prestar especial atención a esta marca característica de la raza. Este rizo de la garganta, también llamado "cresta de la garganta", no se da en ninguna otra raza rizada, sino que dicho rizo o cresta se considera defectuosa en todas las otras razas rizadas.
         El rizo de la garganta es un peinado secundario que se puede ver como un complemento de los tres rizos principales, también llamados rizos primarios.
         La parte inferior del abdomen es una característica típica  de la raza, en la que se requiere un ligero rizo.
         Tamaño de la anilla 3.0 mm. Jaula de exposición en forma de cúpula. Esta raza debe tener  un tamaño mínimo de 17 cm, y además de este tamaño también debe tener un ancho armonioso.
         Permitidos todos los colores del plumaje.
 
 


         Descripción de los diversos rizos y de las características raciales, según el boceto de la raza:   


 
1 – Cabeza. Debe ser pequeña, suavemente emplumada.
2 – Cuello. Debe ser delgado y proyectado hacia adelante. El plumaje en la parte superior debe ser liso.  El cuello debe salir claramente del hombro y el paso al cráneo bien proporcionado.
3 – Hombros. Los hombros deben ser cuadrados, anchos y dar al canario un aspecto de "orgulloso".
4 -  Plumaje en la garganta. Son pequeños rizos a lo largo de la misma. Es como una “corbata” que va por toda la garganta.
5 -  "Plumas redondas" en el pecho. El rizo del pecho son dos “ondas" profundas y anchas, similares entre sí y forman como dos cálices que se unen en la parte interior del centro del pecho.
6 – Flancos o aletas. Similares a los de otras razas que tienen estos rizos bien desarrollados.
7 – Rizos del vientre. El plumaje abdominal debe unirse - enrollarse
moviéndose de afuera hacia adentro, fluyendo una parte hacia otra.
8 – Aletas secundarias o “plumaje acompañante". Debajo de las aletas están las llamadas aletas secundarias o "plumaje acompañante". Este rizo nace en la parte superior de las patas y se dirige, por la parte exterior del cuerpo, hacia atrás.
9 -  Plumas del abdomen. Los rizos del vientre se deben prolongar por todo el abdomen.
10 – Agarre o postura del pie. El pie debe abrazar la percha de forma que ese agarre se pueda comparar con el agarre de un águila u otra ave rapaz.
11 -  Cola. Larga y ancha.
12. -  Distancia entre las patas. Las patas deben estar en el medio del cuerpo y muy separadas.
13 – Cuando el pájaro toma su posición las patas deben estar en tensión (rígidas).
14 – Nacimiento de las patas. Perfectamente emplumado.
15 – Manto o espalda. Amplio y exuberante rizo, extenso, simétrico y separado por una línea vertical.
16 – Alas. Largas y adheridas al cuerpo.
17 - Contorno. El Contorno del pájaro debe aproximarse lo más posible a la forma rectangular.
18 – Posición. Línea posterior: cuerpo y cola deben estar en línea y en posición vertical. La cabeza y el cuello deben formar un ángulo de 90º con el cuerpo.
 
 

Escala de puntuación.  DKB
Posición: 40 puntos
Cabeza y cuello: 10 puntos.
Manto o espalda: 10 puntos.
Rizos del pecho y abdominales: 10 puntos.
Aletas y muslos: 10 puntos.
Contorno: 5 puntos.
Cola: 5 puntos.
Tamaño: 5 puntos.
Impresión general: 5 puntos.


domingo, 5 de noviembre de 2017


FOTOS DEL RIZADO DEL SUR

En la página web de la DKB alemana he visto un artículo en el que se muestran fotos de diversas ejemplares del Rizado del Sur. Son las fotos que expongo a continuación, así como los comentarios que las acompañan. Considero muy interesante este artículo no por lo que dice en sí, sino porque nos muestra por donde van las orientaciones y las preocupaciones de los aficionados alemanes a esta raza.  Como aficionado agradezco a la DKB que haya diseñado su página web de forma que se puedan copiar sus fotos y sus textos. De esta manera facilitan su difusión y permiten que lleguen a más aficionados, lo cual es una manera de fomentar dicha afición.

Este Rizado del Sur, amarillo intenso, tiene un plumaje completo, mucho mejor el pájaro, también intenso, que viene a continuación. Tiene los muslos bien emplumados. Son de destacar los rizos del pecho y las aletas.

 
Las plumas del muslo deben considerarse como demasiado escasas. Se reconoce el jabot, o rizos del pecho, que están un poco desordenados y, por supuesto, los flancos. El rizado del sur no puede alcanzar las dimensiones de otras razas Rizadas.
 
 
La posición de las patas flexionadas no es la requerida en el Rizado del Sur. Se reconoce muy bien el rizo del pecho o jabot, en forma de cesto.

 
Este Rizado del Sur tiene un plumaje muy largo, que se percibe particularmente a la extensión de los rizos del pecho que como se puede ver, salen desde ambos lados del cuerpo hasta encontrarse en el medio.
 

 
Se notan perfectamente los rizos de la espalda llamados también Manto.  Los rizos del cuello son defectuosos pues en esa zona no debe haber rizos.


Esta hembra de Rizado del Sur tiene un plumaje de muy buena calidad, aunque es extremadamente corto y ceñido. La cabeza y el cuello son pequeños y aparentemente no tienen rizos.
 

          Los canarios rizados del sur están permitidos en todos los colores. El color blanco dominante también es típico de esta raza. Este canario tiene rizos muy altos por el cuello que no debería tener. Los rizos del pecho no parece que estén bien formados.
 
Este Rizado del Sur muestra claramente la posición requerida. Cabeza pequeña, cuello largo proyectado hacia delante y formando un siete.

En esta vista lateral se pueden ver las patas largas y estiradas. Pero es importante que las piernas no estén sobre estiradas (dobladas hacia delante).

El Holandés del Sur debería tener una clara línea de separación en los rizos de la parte trasera de la espalda, que esta ave no tiene.

En esta ave son muy buenos los rizos del pecho en forma de canasta, tal como se puede ver.
 
 

             Estos tres representantes de esta raza muestran una buena posición, aunque podrían tener las patas un poco más estiradas. Es importante que la cola no pase por debajo del palo. En el ave de color blanco se puede reconocer un hermoso rizo del pecho. Los muslos de los tres ejemplares están bien emplumados.       

sábado, 30 de septiembre de 2017

FORMACIÓN DE PAREJAS EN EL RIZADO DEL SUR
         En caso de querer formar una pareja con estos dos ejemplares, la elección está mal hecha. Los pájaros deben tener las mismas cualidades y distintos defectos. Los defectos de uno tienen que ser compensados por las cualidades del otro. Esta regla fundamental aquí no se cumple en todos los aspectos. 
         La posición de las patas no está bien en ninguno de los dos, así que este defecto se refuerza y se afianza más en el criadero.
         La cabeza y la posición del cuello son buenas en los dos canarios, y esta cualidad se reforzará.
         Los rizos de los flancos o aletas son muy débiles en los dos y están mal marcados. En uno de ellos parece que falta el rizo de un costado. Con este emparejamiento este debilitamiento y esta mala definición de las aletas se reforzará y se extenderá más entre los canarios de nuestro criadero.  
 
 

                        Esta pareja parece que está muy bien hecha. 
         La pega que le veo en las fotos es la de la posición de las patas que no es la correcta. Si esto es una cosa momentánea no hay ningún problema, pero si los pájaros no toman su posición correcta de forma habitual, el problema continuará en el criadero y posiblemente se agrave.
         Los rizos del pecho son buenos en los dos y esta cualidad se reforzará. Lo mismo parece que ocurre con los rizos de la espalda.
         Las aletas no están bien definidas del todo en el ejemplar de fondo negro, y en el otro están mucho mejor marcadas y son más amplias. De esta manera se compensa el pequeño defecto de uno de ellos con la buena calidad del otro canario.
 

Esta pareja está bien compensada.
 Los dos ejemplares tienen una buena posición, por lo que es muy probable que los hijos saquen esta buena cualidad.
El amarillo tiene el pecho mejor que el naranja (aunque no sea malo) y esta característica será reforzada en los hijos, que tendrán el pecho mejor que el naranja e igual o algo peor que el amarillo.
       El amarillo tiene las aletas mal definidas y escasas. El naranja las tiene bien marcadas. Las crías pueden sacarlas mejor que el amarillo y así, poco a poco, esta característica (unas aletas bien marchadas) se irá reforzando en nuestro criadero.  


jueves, 3 de agosto de 2017

EMPAREJAMIENTOS ENTRE GIBBER ITALICUS
         Hago unos comentarios sobre los hipotéticos emparejamientos entre las parejas que se muestran en las siguientes fotografías.
         A la izquierda del lector siempre están los machos y a la derecha las hembras.
         Una vez más reitero que los comentarios se basan en lo que se puede ver en las fotografías, y nunca en la calidad real del canario, pues no la conocemos.

El macho verde tiene un plumaje abundante para esta raza. Los muslos están bastante emplumados. Parece que en la parte superior del cuello tiene una especie de rizos. Los rizos los tiene muy bien marcados.
 En la formación de parejas de cualquier raza hay que tener siempre en cuenta que los defectos de uno de los ejemplares tienen que estar compensados por las cualidades del otro ejemplar. Parece que este requisito se da en esta pareja pues el excesivo plumaje del macho está compensado por un plumaje escaso (tal como debe ser) en la hembra. Los dos ejemplares tienen los rizos bien marcados por lo que esta característica racial se refuerza.
         Según se ven las fotos, la posición del cuerpo y de las patas no es la adecuada en ninguno de los dos ejemplares, por lo que su emparejamiento, para estas características, no es el adecuado. Al menos uno de los dos ejemplares debería tener una posición del cuerpo y de las patas perfectas.
 

         El macho presenta una magnífica posición de cuerpo y de patas. La hembra también tiene una buena posición excepto el cuello y cabeza que debería estar más baja. Esta cualidad saldrá reforzada de este emparejamiento.
         El plumaje está muy bien equilibrado y compensado: intenso y un poco más corto en el macho y menos intenso y algo más largo en la hembra. El plumaje posiblemente salga con las mismas características que las de los progenitores.
         Los rizos bien marcados en ambos ejemplares.
         Este es el emparejamiento de dos ejemplares muy buenos y con las características muy bien compensadas y equilibradas.
 

         Si el macho tiene una mala posición siempre o casi siempre, solo caben dos opciones: o descartarle de la cría o echarle con una hembra que tenga una posición excepcional que mantenga muy constantemente, con la esperanza de que los hijos mejoren mucho la posición del padre.
         La hembra tiene un plumaje corto y con rizos marcados. El macho tiene un plumaje largo y abundante con los rizos también bien marcados.
         El objetivo de este emparejamiento no debe ser la obtención de pájaros muy buenos para los concursos, sino la obtención de pájaros con plumaje no muy corto, pero con rizos bien marcados que nos sirvan de reserva en nuestro criadero para echarlos con otros canarios de plumaje excesivamente corto que presenten claras calvas en la cabeza alrededor de los ojos.



 
          Los dos ejemplares son de plumaje corto. Los rizos que tiene el macho en la parte inferior del cuello están ausentes en la hembra con lo que ese defecto se compensa.
         Las posiciones del cuerpo y de las patas son buenas en ambos ejemplares (mejor en la hembra) por lo que el emparejamiento está perfectamente hecho en este aspecto.
         El plumaje está más desordenado en el macho; la hembra lo tiene muy bien colocado. Otra característica bien compensada.