domingo, 5 de noviembre de 2017


FOTOS DEL RIZADO DEL SUR

En la página web de la DKB alemana he visto un artículo en el que se muestran fotos de diversas ejemplares del Rizado del Sur. Son las fotos que expongo a continuación, así como los comentarios que las acompañan. Considero muy interesante este artículo no por lo que dice en sí, sino porque nos muestra por donde van las orientaciones y las preocupaciones de los aficionados alemanes a esta raza.  Como aficionado agradezco a la DKB que haya diseñado su página web de forma que se puedan copiar sus fotos y sus textos. De esta manera facilitan su difusión y permiten que lleguen a más aficionados, lo cual es una manera de fomentar dicha afición.

Este Rizado del Sur, amarillo intenso, tiene un plumaje completo, mucho mejor el pájaro, también intenso, que viene a continuación. Tiene los muslos bien emplumados. Son de destacar los rizos del pecho y las aletas.

 
Las plumas del muslo deben considerarse como demasiado escasas. Se reconoce el jabot, o rizos del pecho, que están un poco desordenados y, por supuesto, los flancos. El rizado del sur no puede alcanzar las dimensiones de otras razas Rizadas.
 
 
La posición de las patas flexionadas no es la requerida en el Rizado del Sur. Se reconoce muy bien el rizo del pecho o jabot, en forma de cesto.

 
Este Rizado del Sur tiene un plumaje muy largo, que se percibe particularmente a la extensión de los rizos del pecho que como se puede ver, salen desde ambos lados del cuerpo hasta encontrarse en el medio.
 

 
Se notan perfectamente los rizos de la espalda llamados también Manto.  Los rizos del cuello son defectuosos pues en esa zona no debe haber rizos.


Esta hembra de Rizado del Sur tiene un plumaje de muy buena calidad, aunque es extremadamente corto y ceñido. La cabeza y el cuello son pequeños y aparentemente no tienen rizos.
 

          Los canarios rizados del sur están permitidos en todos los colores. El color blanco dominante también es típico de esta raza. Este canario tiene rizos muy altos por el cuello que no debería tener. Los rizos del pecho no parece que estén bien formados.
 
Este Rizado del Sur muestra claramente la posición requerida. Cabeza pequeña, cuello largo proyectado hacia delante y formando un siete.

En esta vista lateral se pueden ver las patas largas y estiradas. Pero es importante que las piernas no estén sobre estiradas (dobladas hacia delante).

El Holandés del Sur debería tener una clara línea de separación en los rizos de la parte trasera de la espalda, que esta ave no tiene.

En esta ave son muy buenos los rizos del pecho en forma de canasta, tal como se puede ver.
 
 

             Estos tres representantes de esta raza muestran una buena posición, aunque podrían tener las patas un poco más estiradas. Es importante que la cola no pase por debajo del palo. En el ave de color blanco se puede reconocer un hermoso rizo del pecho. Los muslos de los tres ejemplares están bien emplumados.       

sábado, 30 de septiembre de 2017

FORMACIÓN DE PAREJAS EN EL RIZADO DEL SUR
         En caso de querer formar una pareja con estos dos ejemplares, la elección está mal hecha. Los pájaros deben tener las mismas cualidades y distintos defectos. Los defectos de uno tienen que ser compensados por las cualidades del otro. Esta regla fundamental aquí no se cumple en todos los aspectos. 
         La posición de las patas no está bien en ninguno de los dos, así que este defecto se refuerza y se afianza más en el criadero.
         La cabeza y la posición del cuello son buenas en los dos canarios, y esta cualidad se reforzará.
         Los rizos de los flancos o aletas son muy débiles en los dos y están mal marcados. En uno de ellos parece que falta el rizo de un costado. Con este emparejamiento este debilitamiento y esta mala definición de las aletas se reforzará y se extenderá más entre los canarios de nuestro criadero.  
 
 

                        Esta pareja parece que está muy bien hecha. 
         La pega que le veo en las fotos es la de la posición de las patas que no es la correcta. Si esto es una cosa momentánea no hay ningún problema, pero si los pájaros no toman su posición correcta de forma habitual, el problema continuará en el criadero y posiblemente se agrave.
         Los rizos del pecho son buenos en los dos y esta cualidad se reforzará. Lo mismo parece que ocurre con los rizos de la espalda.
         Las aletas no están bien definidas del todo en el ejemplar de fondo negro, y en el otro están mucho mejor marcadas y son más amplias. De esta manera se compensa el pequeño defecto de uno de ellos con la buena calidad del otro canario.
 

Esta pareja está bien compensada.
 Los dos ejemplares tienen una buena posición, por lo que es muy probable que los hijos saquen esta buena cualidad.
El amarillo tiene el pecho mejor que el naranja (aunque no sea malo) y esta característica será reforzada en los hijos, que tendrán el pecho mejor que el naranja e igual o algo peor que el amarillo.
       El amarillo tiene las aletas mal definidas y escasas. El naranja las tiene bien marcadas. Las crías pueden sacarlas mejor que el amarillo y así, poco a poco, esta característica (unas aletas bien marchadas) se irá reforzando en nuestro criadero.  


jueves, 3 de agosto de 2017

EMPAREJAMIENTOS ENTRE GIBBER ITALICUS
         Hago unos comentarios sobre los hipotéticos emparejamientos entre las parejas que se muestran en las siguientes fotografías.
         A la izquierda del lector siempre están los machos y a la derecha las hembras.
         Una vez más reitero que los comentarios se basan en lo que se puede ver en las fotografías, y nunca en la calidad real del canario, pues no la conocemos.

El macho verde tiene un plumaje abundante para esta raza. Los muslos están bastante emplumados. Parece que en la parte superior del cuello tiene una especie de rizos. Los rizos los tiene muy bien marcados.
 En la formación de parejas de cualquier raza hay que tener siempre en cuenta que los defectos de uno de los ejemplares tienen que estar compensados por las cualidades del otro ejemplar. Parece que este requisito se da en esta pareja pues el excesivo plumaje del macho está compensado por un plumaje escaso (tal como debe ser) en la hembra. Los dos ejemplares tienen los rizos bien marcados por lo que esta característica racial se refuerza.
         Según se ven las fotos, la posición del cuerpo y de las patas no es la adecuada en ninguno de los dos ejemplares, por lo que su emparejamiento, para estas características, no es el adecuado. Al menos uno de los dos ejemplares debería tener una posición del cuerpo y de las patas perfectas.
 

         El macho presenta una magnífica posición de cuerpo y de patas. La hembra también tiene una buena posición excepto el cuello y cabeza que debería estar más baja. Esta cualidad saldrá reforzada de este emparejamiento.
         El plumaje está muy bien equilibrado y compensado: intenso y un poco más corto en el macho y menos intenso y algo más largo en la hembra. El plumaje posiblemente salga con las mismas características que las de los progenitores.
         Los rizos bien marcados en ambos ejemplares.
         Este es el emparejamiento de dos ejemplares muy buenos y con las características muy bien compensadas y equilibradas.
 

         Si el macho tiene una mala posición siempre o casi siempre, solo caben dos opciones: o descartarle de la cría o echarle con una hembra que tenga una posición excepcional que mantenga muy constantemente, con la esperanza de que los hijos mejoren mucho la posición del padre.
         La hembra tiene un plumaje corto y con rizos marcados. El macho tiene un plumaje largo y abundante con los rizos también bien marcados.
         El objetivo de este emparejamiento no debe ser la obtención de pájaros muy buenos para los concursos, sino la obtención de pájaros con plumaje no muy corto, pero con rizos bien marcados que nos sirvan de reserva en nuestro criadero para echarlos con otros canarios de plumaje excesivamente corto que presenten claras calvas en la cabeza alrededor de los ojos.



 
          Los dos ejemplares son de plumaje corto. Los rizos que tiene el macho en la parte inferior del cuello están ausentes en la hembra con lo que ese defecto se compensa.
         Las posiciones del cuerpo y de las patas son buenas en ambos ejemplares (mejor en la hembra) por lo que el emparejamiento está perfectamente hecho en este aspecto.
         El plumaje está más desordenado en el macho; la hembra lo tiene muy bien colocado. Otra característica bien compensada.





















































































































































































































































































































 

 
 

 


jueves, 23 de marzo de 2017

MELADO TINERFEÑO - FOTOS
 


 
Estas tres fotos muestran Melados Tinerfeños en una posición totalmente incorrecta. Son instantáneas de momentos en que el canario se está moviendo para buscar su posición de equilibrio o momentos en que el canario está asustado al colocarle en la jaula de hacerle las fotos. Si un canario toma habitualmente esta posición, es un canario que hay que desechar como reproductor. La posición es un aspecto fundamental del Melado Tinerfeño y la selección en este apartado tiene que ser muy rigurosa.
 

 En estas dos fotos los canarios están más tranquilos, su posición es más estable pero no es totalmente correcta porque no tienen las patas bien estiradas, ni el canario manchado tiene la espalda en posición vertical. Estas posiciones sí que son aceptables como posiciones habituales de descanso en esta raza de canarios.
Estos dos ejemplares muestran una aleta bien desarrollada (en las fotos no se ven las dos), lo que está acorde con un plumaje largo, voluminoso y bien desarrollado. Pero… ¡ahí están los rizos del cuello!
 

 Estos rizos no tienen nada que ver con la longitud de las plumas, ni con el plumaje abundante. Este otro canario tiene también un plumaje abundante, pero tiene el cuello liso.
 
 
Hay criadores que consideran que los rizos en el cuello tienen que ver con la longitud del plumaje y con que los canarios sean intensos o nevados. Nada más lejos de la realidad. En los Gibber Italicus y en el Giboso Español también se ven rizos en el cuello, en ejemplares de plumaje intenso, escaso y muy corto.
 

  Los rizos en el cuello están relacionados con un factor de localización de las zonas rizadas. (Ver mi artículo en este blog “Genética de los Rizos”) y la única manera de quitar estos rizos es con selección, selección y selección. Nunca hay que cruzar dos ejemplares con rizos en el cuello; hay que echar uno con rizos con otro que no los tenga y seleccionar los hijos que salgan con menos rizos en el cuello para echarlos con otro ejemplar que no tenga ningún rizo, y así año tras año. Es un trabajo duro y largo, pero es el único con el que se consiguen resultados.
 


sábado, 11 de febrero de 2017

FOTOS DEL GIBBER ITALICUS
 
 
 
 
           En estas fotos se pueden ver cuatro buenos ejemplares de Gibber Itálicus.  Todos son canarios típicos de esta raza, pero hay diferencias en la calidad. Vamos a observarlos con un poco de detenimiento.

  Este es un canario con una calidad excepcional. La posición es perfecta. Las patas rigurosamente verticales. La espalda recta. El cuello extendido hacia delante con la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo. El plumaje está limpio y ordenado, sin calvas en los ojos o en cualquier otra parte de la cabeza. Los tres rizos muy claros y muy bien definidos. En definitiva, hay que hablar de un pájaro de una grandísima categoría.
  Este canario también es bueno pero la posición no es tan buena como el de la foto anterior. Las patas no están rigurosamente rectas ni tampoco la espalda está vertical. El cuello es muy largo y está muy bien proyectado hacia delante. Los rizos están bien marcados. El plumaje está un poco estropeado y descolocado, posiblemente sea debido al traslado a la caja de fotografiar. Los muslos están desplumados, pero no tanto como el canario anterior. Un buen emparejamiento sería el de este ejemplar con el de la foto anterior. Los aspectos de posición y rizos son muy similares en ambos ejemplares y de alta calidad en ambos. El plumaje un poquito más largo en este canario serviría para evitar que el plumaje de las crías empezase a mostrar zonas calvas, dada la menor longitud y la mayor escasez de plumas del canario pintado.
 

 Otro estupendo ejemplar en cuanto a posición, patas y rizos. Este canario también sería ideal para cruzarle con cualquiera de los dos anteriores, pero sobre todo con el pintado. Este ejemplar serviría en ambos cruces para fijar la posición, las patas y la definición de los rizos. Es bastante intenso, pero tiene el plumaje un poquito más largo y abundante que el canario pío, y cruzado con él evitaría que las crías salieran con el plumaje escaso. El canario verde tiene el plumaje más largo y más descolocado que este y el cruce serviría para fijar las cualidades comunes de calidad que tienen ambos: posición, patas, cuellos, rizos, etc. y para seguir produciendo ejemplares con una longitud de plumaje corto, pero no tanto como para que aparezcan zonas desnudas, y que serían ideales para emparejar con ejemplares de plumaje excesivamente corto y desordenado.
 
 Según se ve en la foto, este es el canario peor de los cuatro, pero también es un ejemplar de gran calidad. La posición es buena pero no es totalmente correcta: la espalda debía estar más vertical y la cola más cerca del posadero; como consecuencia las puntas de las alas están separadas de la espalda. El cuello es largo y bien proyectado hacia delante. Los rizos no se aprecian, pero eso se lo achaco a la iluminación para la fotografía. Empieza a mostrar zonas claras en la cabeza por lo que hay que tener cuidado a la hora de emparejarle y hacerlo con un canario que tenga el plumaje un poquito más largo que él.


martes, 10 de enero de 2017

CANARIO GIBOSO ESPAÑOL
 FOTOS COMENTADAS

Este canario, tal como se muestra en la  foto, es un ejemplo de un mal Giboso Español. Insisto en que mi comentario está basado en lo que se ve en la  foto. Los rizos de la espalda parece que son de buena longitud y simétricos. La aleta izquierda es de buena longitud y los rizos del pecho no se ven a causa del barrote. La posición es totalmente inadecuada: las patas están flexionadas, la  espalda no está recte y el cuello ni está horizontal o inclinado hacia abajo, ni tampoco extendido. En la posición en que está el canario las alas debían estar pegadas al cuerpo, pero las puntas están demasiado separadas. Aunque no es un canario de plumaje de color intenso, tiene un plumaje muy corto, con zonas desplumadas en la cabeza.
Creo que a este pájaro se le ha hecho la foto en el momento más inadecuado y no se ha tenido la paciencia de intentar repetirla.


La posición de este canario no es buena pero es un poco mejor que el de la foto anterior. Las patas están rígidas, aunque con la articulación hacia adelante lo que no es muy deseable. El cuerpo está bastante erguido aunque no del todo. El cuello está totalmente fuera de posición, tenía que estar horizontal, o mejor aún inclinado hacia abajo, en forma de 1.
      El cuello es muy corto. Esta raza se caracteriza por un cuello muy largo y no parece que este canario pueda estirarlo hasta conseguir la longitud deseada. También tiene zonas con poco plumaje por la cabeza, lo que es normal aunque se está trabajando por conseguir cabezas más emplumadas (véanse las cabezas de las dos fotos siguientes).


La posición del cuerpo es muy buena en este canario. Las patas también están muy bien posicionadas.  El cuello no está estirado del todo ni mirando hacia abajo, pero tiene una longitud adecuada (Téngase en cuenta que el canario está algo girado hacia la cámara y el cuello no se ve en toda su longitud). Los muslos y la zona central del pecho están desplumados como corresponde a las características de esta raza. Lo que menos me gusta de lo que veo en la foto es el revoltijo de plumas que hay en el nacimiento del cuello. Los rizos no están bien definidos e incluso parece que hay rizos en el cuello, lo que no es deseable. El caso es que se ven perfectamente una aleta, los rizos del pecho y los de la espalda, pero vuelvo a insistir, los del pecho no están bien definidos.


No conseguí hacerle unas buenas fotos a este magnífico ejemplar, pero en esta se pueden apreciar algunas de sus excelentes características. El cuello es muy largo, tan largo que ya no es totalmente recto, sino que hace una ligera curva característica de los ejemplares de esta raza que tienen el cuello muy largo. Las patas y los muslos también son muy largos y están bastante extendidos para la posición que tiene el pájaro (está comiendo en el comedero). Los rizos de la espalda están muy extendidos a lo largo de la misma. El color y el plumaje son muy buenos y de una longitud y densidad tal que permite ver las partes desnudas características y los rizos también característicos.